DR.RICARDO SOTO EL COVIT-19 VIENE A PONER A PRUEBA EL ESTADO VIBRACIONAL DE LA HUMANIDAD 2 PARTE.

COMPARTAN CON SUS AMISTADES!!

-¿La influenza  es lo que reconocíamos como “gripe”, cuando éramos niños?
-La influenza es el agente que produce  el efecto físico llamado “gripe” o estado gripal,  que, por cierto, es distinguible de un resfrío común, o de una neumonía.
La gripe es un cuadro autolimitado, como la mayoría de los virus. Es decir, el propio cuerpo vive la experiencia y, luego, se autosana –explicándolo en palabras simples-, pero debemos transitar por la crisis: el dolor físico, el decaimiento, etc. que nos paraliza la vida.
Lo que estamos vivimos actualmente es producido por virus de otra familia que se llama “coronavirus”.  Sin embargo, este Covid-19 es distinto, porque es nuevo y proviene de una zoonosis. De ahí proviene la mutación del material genético de ese virus, que nos ha estado afectando a todos.

PARA QUE EL ALOE VERA ACTUE MEJOR INTERNAMENTE DEBE TENER ESTAS 4 CUALIDADES.
DEBE SER DE LA VARIEDAD BARBADENSIS MILLER.
LA PLANTA DE LA QUE PROVOENE DEBE TENER COMO MINIMO CUATRO AÑOS .
DEBE CRESER EN SUELO APROPIADO
DEBE SER CORRECTAMENTE ESTABILIZADO.
http://www.lahoradelasalud.com


La familia de los coronavirus ha sido conocida por producir un efecto, distinto al virus de la influenza, pero no debería producir daños graves, como, por ejemplo, el síndrome respiratorio agudo.
Así mismo, sabemos que el coronavirus es muy contagioso, así como el resfrío común. Sin embargo,  el Covid-19 se está distinguiendo tanto por  su velocidad de contagio, como por sus efectos.
-¿Por qué este coronavirus, en particular, tiene otros efectos en la salud de las personas que los clásicos coronavirus?
-Eso es lo interesante. Viene a poner a prueba el estado vibracional de la humanidad. Y aquí me atrevo a empezar a hablar de temas distintos, desde una mirada más holística.
Hay que recordar que, a pesar de todo lo que los medios están difundiendo, el 84% de las personas que se infectan de este nuevo coronavirus lo viven como un resfrío leve, casi asintomático. El 14% va a vivir algo más moderado, quizás con dificultad en su capacidad pulmonar o ventilatoria. Y sólo el 5%  de los infectados llegará a manifestar algo crítico, que requiere de una cama en la UCI.

Se sabe que, hasta ahora, menos del 2% de los infectados fallece. Entonces, hay que entender que mueren muchas menos personas de coronavirus que los que fuman tabaco. Incluso, hoy hay más femicidios que muertes por coronavirus.
-Esta es una crisis sanitaria, pero también estamos viviendo una crisis de pánico. ¿Hasta qué punto ambas dimensiones deben equilibrarse? Respecto a lo que mencionas, ¿medidas, como el cierre de aeropuertos, ciudades y colegios podrían tener un efecto peor? ¿No será más perjudicial el remedio que la enfermedad?
-Efectivamente. Pienso que hoy estamos viviendo la pandemia del miedo. No obstante hay situaciones que hay que contener, a nivel de salud pública, como la llamada curva de contagio y Chile puede aprender a enfrentarla con la experiencia de otros países
 -¿Cuál es a tu juicio la mejor estrategia para enfrentar el coronavirus?
-La estrategia tiene que ser adecuada a las distintas localidades. Al huésped le va a afectar, sobre todo, si está vibrando en una frecuencia baja.
La densidad del virus no penetra en frecuencias altas, como son los niños y las personas jóvenes y vigorosas con un propósito trascendente claro.
Va a afectar a personas que están dejadas de lado, abandonadas por una sociedad occidental que sobrevalora el exitismo y que ha olvidado la sabiduría de los antiguos, de las “personas grandes”, como me gusta llamarlas a mí, que son los mayores.
Los adultos mayores están abandonados, hay miedo, etc. Ahí se presentan vibraciones más bajas y es así como este virus penetra.
-Qué interesante la explicación.
-Le llaman “coronavirus” porque tiene unas espículas externas muy llamativas. Esta corona nos hace recordar cómo se apreciaba la energía del eclipse solar total que vivimos no hace mucho tiempo. De hecho, estamos en periodo de intereclipse. Va a haber otro a fin de año. Esto no es casualidad, tampoco el que hayamos hablado en su momento de la corona del sol. Corona se le llama también al séptimo chakra, el que nos reconecta con el cosmos.
¿Cuándo se vibra en baja frecuencia? Cuando hemos  olvidado lo que somos. Cuando importa poco lo que esté pasando con el cambio climático, cuando estamos desconectados de la naturaleza, de nuestra naturaleza, como seres humanos, no distintos a los animales; somos parte de un todo. Aquí es fundamental el sentido de pertenencia y cuán encausado estamos frente a nuestro propósito.
Yo hacía el símil de la corona, porque hay algo que se está coronando. Cuando el bebé nace, presenta su corona. Algo está naciendo, despertando. Esto está escrito hace milenios.

Si te gusto este blog comparte con amigos y dejame un like

Consultas 1150456090

ttp://www.lahoradelasalud.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola!!