El bazo: cómo cuidarlo según la medicina china  

COMPARTAN CON SUS AMISTADES!!

El bazo es un órgano situado por encima del estómago y debajo de las costillas (el el costado izquierdo). La medicina china, con la teoría del bazo y del estómago o Pi Wei Lun, consideran que este órgano es el centro del cuerpo. Por ello, esta medicina propone maneras de cuidar la salud del bazo para que el organismo esté en equilibrio

PARA QUÉ SIRVE EL BAZO SEGÚN LA MEDICINA CHINA

Habitamos en un planeta donde el agua y la tierra conforman la vida y la energía. El agua nutre la tierra y la tierra crea y sostiene la vida. En tierra fértil nace la vida. Observemos un poco más a la naturaleza y reflexionemos, ¿no es cierto lo que dijeron nuestros sabios antepasados chinos?

Observando el cuerpo humano y su interrelación con la naturaleza, los sabios chinos de la antiguedad crearon un mapa energético humano tan delicado y maravilloso que aún perdura.

El chi de cielo se almacena en el riñón y se hereda de los padres, aunque necesita alimentarse del chi de tierra, generado por el bazo a partir de los alimentos. De ahí la importancia del bazo como órgano vital y activo: su misión es nutrir al riñón, órgano que almacena la sustancia basal hereditaria.

En China, cuando una persona tiene buen carácter, se dice que tiene buen chi de bazo. ¿Por qué?

Según la teoría de los cinco elementos, el bazo pertenece al elemento Tierra y ocupa el centro, donde conecta con los otros cuatro elementos. Su función principal se denomina yun hua (transporte y transformación) y forma una pareja yin / yang con el estómago.

Su sabor es dulce y la emoción relacionada con él es la reflexión, la preocupación y pensar sin argumentos sólidos.

Los dominios del bazo se extienden a los músculos, la contención de la sangre para que no se extravase, la sujeción de los órganos en su sitio y la nutrición de los cabellos, entre otros.

Su líquido orgánico es la saliva, la estación que representa el final del verano, el elemento climático la humedad y su color el amarillo.

Traduciendo lo dicho, el bazo es el centro del cuerpo.

Su trabajo es por una parte, transformar (hua) los alimentos ingeridos del estómago en las sustancias puras y nutritivas chi y xue (energía y sangre), dos elementos fundamentales del cuerpo, y por otra parte, transportarlos (yun) al pulmón (para la oxigenación a través de la respiración) y al corazón (para el bombeo constante de la sangre), de modo que la distribución sea completa y los desechos desciendan hacia los intestinos para su eliminación.

LA RELACIÓN ENTRE EL BAZO Y EL ESTÓMAGO

Entre el bazo y el estómago se forma pues, un equilibrio muy sutil y delicado de yin yangDe ello depende el equilibrio principal.

El estómago es un órgano muy yang y le gustan el agua y el frío, pero no al bazo: el exceso de humedad y agua debilita el chi e inhibe su actividad.

El bazo es un órgano yin pero que desempeña una actividad totalmente yangPor ejemplo, el primer órgano que recibe el agua que ingerimos es el estómago, pero el agua no puede llegar al riñón directamente: para poder transformarla y tansportarla se necesita el chi del bazo, y eso sucede con todas las sustancias que entran por la boca.

El estómago y el bazo son como la central de una empresa. De ahí se derivan todas las funciones y extensiones, es donde se hace la vida y se da forma a cada ser vivo. Como bien se dice “somos lo que comemos».

POR QUÉ ENFERMA EL BAZO

Las causas por las que el bazo enferma son múltiples, y la medicina china las divide en dos tipos: internas y externas.

Las causas externas incluyen factores climáticos (calor, frío, viento, humedad, sequedad…) y hemorragias causadas por accidentes y traumatismos.

Entre las causas internas se encuentran el exceso de cansancio, físico y mental, el desgaste y la debilidad causados por otras enfermedades, la pérdida de sangre, los trastornos emocionales (preocupación, dar vueltas a la cabeza, disgustos y miedos), los hábitos alimenticios inadecuados (comer de forma irregular o monótona) y el descanso excesivo.

Las consecuencias desencadenadas por la disfunción del bazo son innumerables.

Simplificando, la teoría de los cinco elementos se basa en la interacción entre los cinco órganos vitales. Es decir, el «órgano madre» crea o genera el «órgano hijo» y controla al mismo tiempo al nieto: si la madre enferma, el hijo enferma; si el hijo es débil, le exige más a la madre; y la madre está también expuesta a la rebeldía del nieto.

Bazo y estómago son la base fundamental de la subsistencia pero precisamente por su función tan cotidiana y directa resultan muy vulnerables. Si el bazo y el estómago no generan suficiente chi y sangre, surgen males como cansancio, anemia, insomnio, gases, dolor abdominal, exceso de hambre, prolapsos de los órganos, frío en las extremidades, estreñimiento o diarrea, entre otras muchas dolencias.

CÓMO CUIDAR EL BAZO

  • Moderar la comida cruda. El bazo es el órgano de máximo yin, y no le favorece el frío. Necesita el yang para desarrollar su trabajo, por lo que, sobre todo en invierno, la comida cruda y fría no es de su agrado.
  • Cuidado con los dulces. El dulce lo tonifica, pero un exceso puede perjudicarle muy seriamente.
  • Lejos de la humedad. El clima húmedo inhibe el yang, ya que el yang es una energía caliente, ligera y activa y la humedad es justamente lo contrario a ese carácter. Si se vive en un lugar húmedo, como en una isla o una ciudad costera, hay que compensarlo con una comida adecuada y buenos hábitos.
  • Buen ánimo. Mantener un buen estado anímico es importante puesto que la preocupación y pensar demasiado desgasta enormemente al bazo sin producir nada a cambio, excepto debilidad y bloqueo de chi.
  • Buen carácter. Tener buen chi de bazo no significa decir sí a todos ni evadirse de la realidad. Es ser una persona saludable, equilibrada, que sabe tomar y dejar las cosas a su debido momento, acepta la realidad y no le da vueltas a lo que no tiene respuesta, ni adelanta los acontecimientos ni ignora lo sucedido.

¿QUÉ PASA SI TE QUITAN EL BAZO?

La energía es algo muy sutil. Una persona sin bazo o con un solo riñón sigue teniendo su energía en el lugar correspondiente con la ayuda de otros órganos, como su «órgano madre» u «órgano hijo», en los tejidos, en los meridianos e incluso en los puntos de acupuntura.

Hay que tener en cuenta que el cuerpo funciona en conjunto y no con órganos independientes. La relación de los cinco elementos es en este caso la trama que tejen y donde se consolidan y toman formas.

Después de la extirpación del bazo, sus meridianos siguen funcionando con la ayuda del estómago y de otros órganos como el pulmón, el riñón, el hígado y el corazón. El cuerpo es capaz de autorregularse en un caso extremo como este

Cuidar nuestros órganos es muy importante para tener una vida con salud y equilibrio.

si te gusto este blog comparte con amigos, gracias

aloesalud88.gmail.com

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

× Hola!!