FRUTAS DESHIDRATADAS, IDEALES PARA DEPORTISTAS Y PARA BAJAR DE PESO

COMPARTAN CON SUS AMISTADES!!
Pasas de Uva
Pasas de Uva

Las frutas desecadas o deshidratadas son un excelente recurso nutricional, sobre todo para las personas que desean adelgazar y para los deportistas. Se pueden utilizar como laxante. Pero además, es necesario saber cuáles son sus desventajas cuando su consumo es elevado.
 
¿Cómo se logra la deshidratación?

El proceso de deshidratación o secado, que consiste en la eliminación total o parcial del agua y la humedad, evitando la proliferación microbiana, da como resultado frutas deshidratadas o secas que conservan sus propiedades: ciruelas, uvas, damascos, duraznos, manzanas, higos, peras, etc.

El porcentaje de agua en las frutas varía entre el 80 y el 90%. Una fruta deshidratada, en cambio, contiene menos del 2.5% de agua.


¿Cuáles son los objetivos?

– Obtener las mejores condiciones en las propiedades organolépticas: gusto (sabor), olor, color (aspecto) y textura.

– Aumentar la vida útil de las frutas a través de la eliminación del agua.


Propiedades nutricionales

Cada 100 g de frutas desecadas o deshidratadas contiene:

Calorías: no supera las 320 calorías.

Carbohidratos: elevada concentración de carbohidratos simples: entre 60 a 75 g.

Proteínas: entre 1 y 4 g.

Grasas: hasta 1.7 g.

Pro vitamina A: de 10 g (manzana) hasta 3900 U.I. -Unidades Internacionales- (durazno).

Otras vitaminas: tiamina o B1, riboflavina o B2, niacina o B3, a pesar que se emplean compuestos azufrados durante el proceso de desecación, que destruye parte de la vitamina B1 y vitamina E.

Hierro: moderada cantidad, importante para las personas que siguen dietas vegetarianas. Acompañar de 1 fruta cítrica o kiwi para que este mineral se absorba. Los orejones de durazno y el higo seco son los que mayor proporción presentan, pero éstos son los que más cantidad de calcio contienen comparativamente a otras frutas desecadas.

– Fibra: elevado aporte de fibra insoluble (celulosa).

– Antioxidantes: polifenoles y carotenoides.

– Potasio y magnesio.

Ventajas

– Una ración (25 g) de frutas desecadas o deshidratadas aportan la misma cantidad de calorías que una fruta mediana o grande (150-200 g), concentrando sus propiedades nutricionales en esa pequeña cantidad.

– Elevada cantidad de vitaminas y minerales: la concentración de potasio, magnesio, calcio, hierro, provitamina A, E, B1, B2 y B3 es de 3 a 5 veces mayor a las frutas frescas.

– Laxante: por el elevado aporte de fibra insoluble (celulosa), evitan el estreñimiento. Las de mayor contenido son las ciruelas y los dátiles. Las ciruelas pasas contienen además sorbitol. Estas sustancias estimulan la actividad del colon, favoreciendo la evacuación intestinal y combatiendo la constipación.

– Saciedad: se logra debido al elevado aporte de fibra. Son un excelente recurso en tratamientos de obesidad. Un puñadito puede reemplazar una fruta mediana. Las frutas desecadas regulan las hormonas que intervienen en las conductas alimentarias; se alcanzan menores niveles de grelina (hormona que estimula el apetito) y mayores niveles de leptina (hormona que inhibe el hambre).

Potasio y magnesio: ideales para fortalecimiento de los músculos y el normal funcionamiento de los nervios. El potasio ayuda al mejoramiento del sistema cardiovascular, favoreciendo la eliminación de líquidos y de sodio.

Mineralización ósea: en mujeres posmenopáusicas, es ideal el consumo diario para prevenir la osteoporosis.

Antioxidantes: polifenoles y carotenoides, intervienen en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Ideales para deportistas que buscan recuperarse después de un esfuerzo muy intenso.


Desventaja


Las personas que tienen tendencia a elegir azúcares simples corren el riesgo de sentirse atraídos por elevar su consumo y perder los beneficios mencionados. Esto se debe que presentan un aporte elevado de calorías y de azúcares simples.

EN EL PROXIMO BLOG: propiedades ocultas de las manzanas

www.lahoradelasalud.com

Autor

aloesalud88@lahoradelasalud.com

Comentarios

Victoria
14 octubre, 2020 a las 12:09 am

Me encantó el post ,muy informativo.
Además los frutos secos son riquisimos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola!!